El CHMV Benimaclet comienza a cerrar diferentes aspectos  de cara a la temporada 2014 – 2015.

Semanas atrás el responsable del Club rechazaba en un primer momento la opción de disputar la categoría de Primera Nacional por falta de recursos económicos, si bien existe todavía alguna oportunidad de poder disputar el grupo E de la competición estatal ante las dos plazas vacantes.

Durante estos días se ha comenzado a perfilar el apartado deportivo. La primera incorporación es la del técnico Alberto Estornell, que tendrá la difícil misión de superar los resultados de la anterior campaña que llevaron a los pupilos del entonces entrenador, Rafa Añón a disputar la fase de ascenso a la categoría de bronce del balonmano español.

El nuevo técnico retoma su contacto con los banquillos tras su paso por la Universidad Politécnica de Valencia, durante las temporadas 2007- 2008, el BM. Puerto Sagunto desde la campaña 2009 – 2010 hasta junio de 2012 donde desarrolló funciones como 2º entrenador de la primera plantilla, primer entrenador en la liga Asobal o responsable de la base y finalmente desde el 2012 es el responsable de la escuela de balonmano del colegio San José de Calasanz.

“Es un proyecto interesante con jugadores que conocen la categoría y otros jóvenes, con ganas de aprender y progresar,  que pueden incorporarse al equipo que posibilitaría tener un buena plantilla” afirmaba el entrenador valenciano. Sobre el objetivo deportivo Estornell prefería no fijar una meta concretar “muchos rivales verán al Benimaclet como el firme candidato a estar en puestos de ascenso pero creo que a día de hoy no puedo prometer que estemos en las dos plazas que dan derecho a disputar la fase, prefiero asegurar trabajo diario, ir poco a poco con humildad y ver donde nos coloca nuestro esfuerzo semana a semana”

Sobre la estructura su nuevo club el míster afirmaba “la localización en la cual se encuentra ubicado el pabellón es estupenda para continuar creciendo en las categorías inferiores y que el primer equipo se consolide como nexo de unión de varias escuelas de balonmano de la zona. Ojalá que para la temporada que en breve comienza se pueda contar con un segundo equipo y si fuera posible con el apoyo económico que nos permitiera entrar en primera nacional”

La pretemporada comenzará el día uno de septiembre, durante estos días el cuerpo técnico perfilará los posibles amistosos a disputar como preparación para la nueva campaña.